Volver AtrĂ¡s

 

2. Tubos protectores para canalizaciones eléctricas. ITC-BT-21

Según el REBT, canalización eléctrica es el conjunto constituido por uno o varios conductores eléctricos y los elementos que aseguran su fijación y, en su caso, su protección mecánica.

A. Tubos protectores

Para la protección mecánica y eléctrica se emplean los tubos protectores, que según la ITC-BT-21 pueden ser:

• Metálicos.

• No metálicos.

• Compuestos (metálicos y no metálicos).

Según la norma UNE-EN 50 086, los tubos se clasifican en:

Rígidos. Son aquellos que requieren técnicas especiales de curvado. Están previstos para instalaciones superficiales y sus cambios de dirección se pueden realizar mediante accesorios específicos como curvas, manguitos de unión, derivaciones...

En la Figura 10.1. a) se puede apreciar tubos rígidos de PVC y accesorios y en la Figura 10.1. b), tubos rígidos metálicos con sus correspondientes accesorios.

Fig. 10.1. a). Tubo rígido de PVC.

Fig. 10.1. b). Tubo rígido metálico.

Como se aprecia en esta figura, las curvas y derivaciones metálicas son registrables para que puedan hacerse las verificaciones necesarias una vez realizada la instalación.

A esta categoría pertenecen los tubos rígidos no metálicos (generalmente de PVC) conocidos como tubo H, así como los metálicos.

Curvables. Son aquellos que pueden curvarse fácilmente con las manos, sin necesidad de herramienta alguna. No están pensados para estar en continuo movimiento, si bien tienen un cierto grado de flexibilidad (véase la Figura 10.2).

Fig. 10.2. Tubo curvable o corrugado.

A esta categoría pertenecen los tubos aislantes de PVC, conocidos como corrugados.

Flexibles. Están diseñados para soportar, a lo largo de su vida útil, un número elevado de operaciones de flexión. Pueden formar parte de instalaciones con partes móviles, como por ejemplo máquinas. A este grupo pertenecen los tubos flexibles metálicos y de PVC.

En la Figura 10.3. a) se pueden apreciar accesorios de tubos flexibles de PVC y en la Figura 10.3. b) un tubo flexible metálico con cubierta aislante.

Fig. 10.3. a). Tubo flexible de PVC. Accesorios.

Fig. 10.3. b). Tubo flexible metálico con cubierta aislante.

Enterrados. Están diseñados para soportar presiones e impactos considerables. Pueden ser tanto rígidos como curvables, en todo caso con doble pared, ya que de esta manera presentan mayor resistencia a la presión. En la Figura 10.4 vemos un tubo curvable con doble pared y una pieza de unión.

Fig. 10.4. Tubo curvable para instalaciones subterráneas.

Tipos de instalaciones

Según la ITC-BT-21 del REBT, podemos considerar cuatro tipos de instalaciones:

• Canalizaciones fijas en superficie.

• Canalizaciones empotradas.

• Canalizaciones aéreas o con tubos al aire.

• Canalizaciones enterradas.

Para cada tipo de instalación se establece una serie de características mínimas que deben cumplir los tubos protectores. Teniendo en cuenta que, de las expuestas anteriormente, las canalizaciones en superficie y empotradas son las que más se utilizan, nos centraremos principalmente en ellas.

Tubos en canalizaciones fijas en superficie

En este tipo de canalizaciones, los tubos deberán ser preferentemente rígidos o curvables en casos especiales. Es el caso de las instalaciones con tubo rígido superficial para luminarias, que serán instaladas con posterioridad. En este caso se podrá usar tubo curvable para compensar las desviaciones.

En la Figura 10.5 se representan canalizaciones fijas en superficie.

Fig. 10.5. Canalizaciones fijas en superficie.

Los tubos deberán tener un diámetro que permita un fácil alojamiento y extracción de los cables o conductores aislados.

En la Tabla 10.1 figuran los diámetros exteriores mínimos de los tubos en función del número y la sección de los conductores o cables a conducir.

Tabla 10.1. Diámetro para los tubos en superficie.

Montaje fijo en superficie

Cuando los tubos se coloquen en montaje superficial se tendrán en cuenta, además, las siguientes prescripciones:

• Los tubos se fijarán a las paredes o techos por medio de bridas o abrazaderas protegidas contra la corrosión. La distancia entre estas será, como máximo, de 0,50 m.

• Los tubos se colocarán adaptándose a la superficie sobre la que se instalan, curvándose o usando los accesorios necesarios.

• Es conveniente disponer los tubos, siempre que sea posible, a una altura mínima de 2,50 m sobre el suelo.

• En las juntas de dilatación de los edificios los tubos deberán interrumpirse un tramo de 5 cm, empalmándose con un manguito deslizante de unos 20 cm.

Tubos en canalizaciones empotradas

En este tipo de canalización, los tubos podrán ser rígidos, curvables o flexibles, para ser empotrados en obras de fábrica (paredes, techos y falsos techos), huecos de la construcción o canales protectores de obra (véanse las Figuras 10.6 y 10.7).

Fig. 10.6. Tubos en canalizaciones empotradas en paredes de obra.

Fig. 10.7. Tubos canalizados en huecos de la construcción, falsos techos o falsos suelos.

En la Tabla 10.2 figuran los diámetros exteriores mínimos de los tubos para canalizaciones empotradas, en función del número y de la sección de los conductores.


Tabla 10.2. Diámetro para los tubos empotrados.

Montaje fijo empotrado

Una roza es un surco o canal abierto en una pared para empotrar tuberías, cables, etc.

Cuando los tubos se coloquen empotrados, se tendrán en cuenta las recomendaciones expuestas anteriormente y las siguientes prescripciones:

• Las dimensiones de las rozas serán suficientes para que los tubos queden recubiertos por una capa de 1 cm de espesor como mínimo. En los ángulos, el espesor de esta capa puede reducirse a 0,5 cm. No pondrán en peligro la seguridad de paredes o techos.

• Es conveniente disponer los recorridos horizontales a 50 cm como máximo del suelo o el techo, y los verticales a una distancia de los ángulos de esquinas no superior a 20 cm.

Canalizaciones aéreas o con tubos al aire

En este tipo de canalizaciones, los tubos serán flexibles y estarán destinados a la alimentación de máquinas o elementos de movilidad restringida, desde canalizaciones prefabricadas y cajas de derivación fijadas al techo.

Se recomienda no utilizar secciones de conductores superiores a 16 mm2.

La longitud total de la conducción suspendida en el aire no será superior a 4 m y no se empezará a una altura inferior a 2 m.

Tubos en canalizaciones enterradas

En este tipo de canalizaciones, los tubos serán rígidos o curvables, con unas características especiales adaptadas a las circunstancias de la instalación y del terreno.

Tanto las características mínimas como los diámetros mínimos de los tubos para este tipo de instalaciones se recogen en la ITC-BT-21. La ejecución de las canalizaciones se realizará conforme a la ITC-BT-07.

B. Instalaciones y colocación de los tubos

La instalación y puesta en obra de los tubos de protección deberán cumplir lo indicado a continuación y, en su defecto, lo prescrito en la norma UNE 20 460-5-523 y en las ITC-BT-19 e ITC-BT-20.

Prescripciones generales

El trazado de las canalizaciones se hará siguiendo líneas verticales y horizontales. Las curvas practicadas en los tubos no originarán reducciones de sección y sus radios de curvatura serán los especificados por el fabricante.

Los conductores se alojarán normalmente en los tubos una vez colocados estos. Los tubos deben disponerse de manera que la introducción y retirada de los conductores resulte fácil. Asimismo, se colocarán los registros convenientes, que en tramos rectos no estarán separados más de 15 m.

No se permitirá unir conductores (es decir, hacer empalmes o derivaciones) retorciéndolos o arrollándolos entre sí, sino que se utilizarán bornes o regletas de conexión, y siempre dentro de las cajas de conexiones.

Con tubos metálicos habrá que prever la instalación para evitar las posibles condensaciones de agua en su interior. Los que sean accesibles deben ponerse a tierra. En el caso de utilizar tubos metálicos flexibles, es necesario que la distancia entre dos puestas a tierra consecutivas de los tubos no exceda de 10 m. Los tubos metálicos no podrán utilizarse como conductores de protección o de neutro.

1. Según la norma UNE-EN 50 086, ¿cómo se clasifican los tubos protectores?

2. Según la ITC-BT-21, ¿qué tipo de instalaciones existen?

C. Canales protectoras

La canal protectora es un material de instalación constituido por un perfil de paredes perforadas o no perforadas, destinado a alojar conductores o cables y cerrado por una tapa desmontable.

En el mercado existe una amplia gama de canales y accesorios cuya principal utilidad es ampliar o reestructurar instalaciones en el sector residencial y terciario (oficinas, colegios, hoteles, etc.). Las canalizaciones se realizan sobre paredes, zócalos, suelos, etc., o sobre columnas prefabricadas. También se fabrican canales para instalaciones de cuadros eléctricos, conocidas como canaletas.

Las canales pueden incorporar mecanismos con sus correspondientes accesorios, con lo que la instalación queda protegida al completo (cables y mecanismos). El conexionado de cables y mecanismos puede realizarse en su interior siempre que reúna las condiciones expuestas en la ITC-BT-21. En la Figura 10.8 se ilustran varios sistemas de canales y en la Figura 10.9 un ejemplo de instalación con canales.

Fig. 10.8. Canal de mecanismos incorporados y de columna.

Fig. 10.9. Ejemplo de instalación con canales.

Las prescripciones generales sobre su instalación y colocación, así como las características mínimas de las canales serán las indicadas en la ITC-BT-21.

D. Bandejas

Tras la publicación del REBT, se estableció la norma UNE-EN 61537 sobre sistemas de bandejas y bandeja de escalera para conducción de cable.

Este sistema de instalación ya se encuentra definido en la ITC-BT-20.

El cometido de la bandeja es soportar y conducir los cables. Solo podrá utilizarse conductor aislado bajo cubierta, de tensión asignada 0,6/1 kV.

El trazado de las canalizaciones se hará siguiendo preferentemente líneas verticales, horizontales o paralelas a las aristas de las paredes que limitan el local donde se efectuará la instalación.

Las bandejas metálicas deben conectarse a la red de tierra, de forma que su continuidad eléctrica quede convenientemente asegurada.

Las bandejas pueden ser de rejilla, ciegas, perforadas, de escalera, etc., y se pueden encontrar en PVC o metálicas, según el modelo.

En la Figura 10.10 podemos apreciar una instalación de cables sobre bandeja de rejilla, en posición horizontal y vertical.

Fig. 10.10. Instalación de cables sobre bandeja de rejilla.

3. Deseamos canalizar 3 conductores de 25 mm2 de sección bajo tubo. Indica el diámetro exterior del tubo si:

a) La instalación es empotrada.

b) La instalación es en superficie.